Ir al contenido principal

¿Qué es el riesgo financiero?

Para poder ayudarnos mejor en el entendimiento de la definición del riesgo financiero, configuremos tres ejemplos muy sencillos. El primero de ellos es el de un inversionista que ha puesto su dinero en un negocio que, en el tiempo, debe generarle resultados. Este inversionista, por supuesto, aguarda tener cierto nivel de retorno, y tiene la expectativa de un resultado esperado (RE). Pero a pesar de esto, los resultados posibles son múltiples. Algunos de esos resultados pueden ser excelentes y le traerán felicidad al inversionista, pero otros tal vez sean adversos. ¿Serán estos resultados esperados (que tal vez puedan ser negativos) el riesgo? 

Vamos con un segundo ejemplo. Sea un empresario que, en su manejo natural de su negocio, tiene costos. Algunos son grandes, otros son pequeños, todos son variables, pero de cierta manera el empresario puede hacer estimaciones de éstos; en otras palabras, tiene costos esperados (CE). ¿Será acaso el tamaño de estos costos esperados el riesgo? 

Un ejemplo más. Sea un banco tradicional cuya actividad principal es la de dar créditos. Asumiremos que este banco es diligente y que realizó procedimientos meticulosos de evaluación de los créditos que otorga. No obstante, habrá algunos créditos que no serán devueltos, lo que generará pérdidas al banco. Estas pérdidas son partes del negocio, siempre estarán presentes; por lo tanto, serán esperadas (PE). ¿Son estas pérdidas esperadas el riesgo? Las respuestas a las preguntas de los tres párrafos anteriores son negativas. En el primer caso, el riesgo es la variabilidad de estos resultados esperados (RE) o, para ser más precisos, su volatilidad, que puedo traerme resultados inesperados (RI) adversos. En el segundo caso, el riesgo es la posibilidad de que los costos esperados (CE) se incrementen súbitamente de manera sorpresiva, o que aparezcan repentinamente nuevos costos que no estaban previstos. El riesgo está en los costos inesperados (CI), en cuán variables pueden ser. En el tercer caso, el riesgo está en que las pérdidas esperadas (PE) puedan variar súbitamente debido a que existe volatilidad. Esta volatilidad de las pérdidas esperadas (PE) pueden traer pérdidas inesperadas (PI). ¿Qué es, entonces, el riesgo? Es la variabilidad de resultados, costos o pérdidas esperadas debido a la incertidumbre. ¿Cómo cuantificarlo? Para los tres casos anteriores, el riesgo se cuantifica así:

RIESGO = RE – RI 
RIESGO = CE – CI 
RIESGO = PE – PI 

Lo esperado menos lo inesperado. Para la cuantificación, debemos definir factores de riesgo (qué variables financieras definen las posibles pérdidas financieras que podamos tener) y calcular los posibles resultados con la ayuda de la estadística, lo que nos llevará a la definición de una distribución de probabilidad. Con ésta, calcularemos tanto los valores esperados como los inesperados, y en este último caso lo haremos a través de la definición de un nivel de confianza. Y la diferencia de ambas (esto es, el riesgo) no es más que la definición del Valor en Riesgo (VaR), que es una medición estadística que define la máxima perdida que podemos tener en términos de una probabilidad de ocurrencia o nivel de confianzaY hermanada al VaR está la definición del capital económico, que es el colchón financiero que deben poseer los bancos con el fin de afrontar las pérdidas inesperadas. Hablar del VaR y del capital económico es hablar, a fin de cuentas, de lo mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calculando probabilidades de default

Al analizar la valoración de los Credit Default Swaps (CDS), encontramos que un elemento fundamental para el cálculo es la estimación de la probabilidad de default de la contrapartida de la cual buscamos cubrirnos ante un eventual evento de crédito.

Una forma de estimar esta probabilidad es utilizar el modelo de forma reducida propuesto por Jarrow y Turnbull (1995) que, en resumen, dice que el precio de cualquier flujo financiero (bonos, swaps de tasas de interés, CDS, etc.) puede expresarse como el valor esperado de sus flujos de caja futuros. Este valor esperado puede hallarse multiplicando cada posible flujo de caja futuro por la probabilidad neutral al riesgo de su ocurrencia, donde esta probabilidad viene determinada por el diferencial en las obligaciones con riesgo de incumplimiento. ¿Qué es tan importante es estor? Que se infiere que es posible obtener la probabilidad de default a partir de la curva cupón cero de tipos de interés. Despreciando efectos fiscales y de liquidez, el …

De la ética también se debe hablar

El análisis de las crisis financieras internacionales apunta, usualmente, a cuestiones estrictas del mercado, una cosa cientificista que se adosa a teorías monetarias o de los ciclos económicos que logran explicar bien lo que ha sucedido en los últimos años. Yo en mis clases siempre hablo de Minsky (con su teoría de la fragilidad financiera y esa poderosa e inquietante afirmación de que la estabilidad siempre lleva a la inestabilidad) y del Nixon Shock (con el que se da la bienvenida a la capacidad de los bancos centrales de emitir todo el dinero que quieran) para explicar este mundo financiero que existe hoy. Sin embargo, eso no es todo. Es que no estamos analizando un fenómeno natural, sino que el ser humano domina los espacios del aparentemente etéreo “mercado”. Parece ser una obviedad, pero debo ser enfático en ella.

Por ejemplo, vamos a la crisis sub-prime y encontramos muchas cosas, digamos, “anómalas”. Vendedores de hipotecas que tenían como único incentivo el vender más sin i…